Seguro tu papá aprendió a manejar en uno de estos modelos, conoce un poco más de su historia y prestaciones.

 

Volkswagen Jetta

 

 

Presentado en 1979 en el Salón Internacional del Automóvil de Frankfurt, la primera generación la vimos en 1980. En México se le conoció como Volkswagen Atlantic y contaba con un motor 4 cilindros de 1.1 litros con una potencia de 50 hp, después pasaría a los 112 hp gracias a un motor 1.8 L. 

 

Han pasado seis generación y desde entonces se le han hecho muchos cambios en su diseño, se le añaden tecnologías en seguridad y conectividad. El actual modelo lo encuentras con un motor más potente de 170 hp con caja de cambios Triptonic de seis velocidades.

 

Chevrolet Camaro

 

 

50 años del muscle car de Chevrolet. Presentado en septiembre de 1966 el ícono americano ha cambiado radicalmente. La primera generación contó con un motor de seis cilindros con 140 hp o un V8 de 5.4 litros y más adelante vimos uno con 200 hp. Aunque su producción se detuvo varios años, Chevrolet siguió trabajando para mejorarlo.

 

Han pasado seis generaciones y ahora tiene uno de los mejores diseños en su segmento, así como la mejor tecnología en seguridad pues el Camaro ZL1 tiene una potencia de 650 caballos de fuerza, logra una aceleración de 0 a 100 km/h en 3.5 segundos, tiene una transmisión de 10 velocidades y mucha tecnología en su interior.

 

Volkswagen Golf

 

 

Siete generaciones y 43 años de este vehículo de Volkswagen. La primera generación llegó en 1974 se le conoció como Golf Mk1 y fue el sustituto del Beetle así que el motor se encontraba al frente y tenía tracción delantera, con un motor 1.5 litros de cuatro cilindros y 70 hp.

 

En estos años Volkswagen ha metido todo tipo de asistencias, mecánica y tecnología, por lo que es referencia de grandes cambios. La séptima generación se encuentra disponible con un motor turbo más eficiente con una potencia máxima de 292 hp (Golf R) que acelera de 0 a 100 km/h en 5 segundos –sin olvidar las versiones cero emisiones.

 

Ford Mustang

 

 

El muscle car de Ford es una leyenda y deseo de muchos. Con más de 50 años en el mercado Mustang llegó con un diseño que agradaba a los denominados Baby-boomers, un motor V4 de 109 hp y vendió un millón de unidades en 18 meses.

 

Cada generación se mejora su mecánica y diseño, siempre logrando superarse y en la actual vemos un diseño más agresivo con un motor V8 de 5.2 litros y 526 caballos de fuerza.

 

SEAT Ibiza

 

 

El más joven de estos modelos pero que hoy en día gozan de una gran popularidad. Con 33 años y más conocido en Europa, el primer SEAT Ibiza llegó con un motor apoyado por Porsche (sin mucha potencia) de hasta casi 100 hp.

 

La quinta generación de SEAT Ibiza llegará en tres versiones con un diseño más moderno, con mejor tecnología así como motores más eficientes de 1.0 TSI y 115 caballos de fuerza, lo que permite una velocidad máxima de 195 km/h y acelerar de 0 a 100 km/h en 9.3 segundos.

 

Volkswagen Sedán – Vocho

 

 

Aunque ya no está vigente, es una referencia para muchos, fue su primer auto o con el que tuvieron contacto –hasta Adolfo Hitler lo hizo. El primer modelo incluía un motor bóxer de cuatro cilindros y 25 caballos de fuerza.

 

En México llegó en 1954 y lo hizo para quedarse muchos años, pues en 1961 se comenzó a fabricar y un año más tarde se abrió la primera planta de Volkswagen en el Estado de México –luego se movieron a Puebla.

 

Después de 39 años de vida, el 30 julio de 2003 se fabricó en México el VW Sedán Última Edición que tenía un diseño muy apegado a las primeras ediciones pero con frenos de disco delanteros y de tambor atrás, cinturones de tres puntos y radio más moderno.

 

Nissan Tsuru

 

 

El vehículo más popular en los últimos años. Llegó en 1984 y también fue conocido como Nissan Sunny, fue el remplazo para el Datsun, quien buscaba competir contra Caribe y Atlantic. Lo maravilloso de este vehículo fue su motor 1.6 L que usaba menos combustible.

 

Hasta hace unos meses se despidió con la versión llamada Tsuru Buen Camino, con Bluetooth y acabados de lo hacen lucir diferente. Se va por las regulaciones en temas de seguridad que requieren bolsas de aire o frenos ABS, por su estructura es imposible añadirle más seguridad.

Fuente y nota completa: Paréntesis.com