CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Con una marcha del Antimonumento a la sede central de la Procuraduría General de la República (PGR) en Paseo de la Reforma, unas 300 personas recordaron a las autoridades federales que hoy se cumplieron 32 meses de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, sin que hasta el momento se tenga certeza de su paradero y las indagatorias sigan sin registrar avances concretos.

En la PGR, los manifestantes, encabezados por padres y familiares de los estudiantes, refrendaron la misma demanda que han hecho desde aquel funesto día en que perdieron todo rastro de sus hijos y parientes: que las autoridades encuentren y castiguen a los responsables de su desaparición y que las indagatorias se ciñan a la ley.

Con el dolor a cuestas desde hace 32 meses y luego de sembrar semillas de “esperanza” al pie del Antimonumento, los padres reiteraron que no creen en las indagatorias que lleva a cabo la PGR, pero reconocieron que no tienen otro camino que pedir su ayuda para dar con el paradero de sus hijos.

En la manifestación, los protestantes exigieron también que se hagan públicos los nombres y contactos que aparecen en la libreta de Sidronio Casarrubias, el dirigente de Guerrero Unidos detenido en octubre de 2014 por su presunta responsabilidad en la detención y desaparición de los normalistas, con la complicidad de la policía municipal de Huitzuco.

“Estaremos vigilantes, por eso les decimos vamos a protestar las veces que sean necesarias”, advirtió Vidulfo Rosales.

Cristina Bautista, madre de Benjamín Ascencio Bautista; comentó, a su vez, que “queremos decirle aquí a los funcionarios que nos están viendo con sus cámaras de seguridad que no vamos a parar de exigir la verdad de dónde están nuestros hijos.

 

Los padres de los 43 exigieron también a la PGR que la investigación abarque cuatro líneas: el Ejército, la policía de Huitzuco, de donde se llevaron a 25 normalistas, la telefonía de 17 celulares de los normalistas, y el trasiego de droga de Iguala a Chicago.

Felipe de la Cruz dijo que el exprocurador general Jesús Murillo Karam comentó en su momento que los jóvenes fueron incinerados y que ahora saben que los celulares de algunos de ellos continuaron activos después de su desaparición y que una de las llamadas se realizó desde el Campo Militar número 1 de la Sedena.

Cuitláhuac Salazar, familiar de Julio César Mondragón Fontes, el joven que fue encontrado desollado en Iguala la mañana del 27 de septiembre, recordó al periodista sinaloense Javier Valdez, quien fue asesinado la semana pasada en Culiacán.

La marcha de los padres de los 43 se replicó en los estados de Chiapas, Quintana Roo, San Luis Potosí y Chihuahua.

La entrada Marchan y siembran semillas de “esperanza” padres de los 43 a 32 meses de la desaparición aparece primero en Proceso.

Fuente y nota completa: Proceso México