TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- Tras la elección de María de Jesús Patricio Martínez, Marichuy, como vocera y candidata independiente a la Presidencia de la República, el Concejo Indígena de Gobierno (CIG) aseguró que la lucha será “por la vida y la organización para seguir existiendo”.

“Aún con todas nuestras contradicciones, este movimiento va por los pueblos a los que nos debemos” añadieron miembros de ese organismo, que junto con el Congreso Nacional Indígena (CNI) y la Comandancia General del Comité Clandestino Revolucionario Indígena (CG-CCRI), del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, (EZLN), eligieron ayer a la mujer nahua del sur de Jalisco como su carta fuerte rumbo al 2018.

“Pensamos que la compañera Marichuy no se vende, no claudica y no se rinde. Como ella se formó dentro del CNI, eso creemos”, dijo una de las mujeres del CIG al leer el pronunciamiento de la Asamblea Constitutiva.

Marichuy, como la conocen los zapatistas, recibió el apoyo unánime de más de mil 400 delegados de 58 pueblos indígenas, además de 250 representantes del EZLN.

En mayo del 2015, por su trabajo para preservar la medicina tradicional y la herbolaria, así como por su vinculación con las comunidades indígenas del país, el cabildo del ayuntamiento de Tuxpan entregó el Galardón al Mérito Tuxpanense a María de Jesús Patricio Martínez, adscrita a la Unidad de Apoyo a las Comunidades Indígenas de la Coordinación de Vinculación y Servicio Social de la Universidad de Guadalajara.

Actualmente Marichuy dirige la Casa de Salud Calli tecolhuacateca tochan, lugar para el ejercicio y desarrollo de la medicina indígena tradicional de la comunidad nahua de Tuxpan.

La Unidad de Apoyo a las Comunidades Indígenas (UACI) de la Universidad de Guadalajara (UdeG) apoya desde hace 22 años ese proyecto, que tiene como fin atender a los enfermos bajo un esquema de salud comunitaria integral y que sirva como espacio para la capacitación de promotores de salud indígenas de la región.

A partir de ayer, la vida de Marichuy dio un giro radical tras ser nombrada vocera del CIG y candidata de los pueblos indígenas a la Presidencia de la República.

Previo a que se conociera su nombre, algunas personas ya vaticinaban que sería ella la elegida, pues pocas mujeres como ‘Marichuy’ se han destacado dentro del CNI. Desde el levantamiento armado del EZLN en 1994, ella ya apoyaba la causa zapatista, y participó en todos y cada uno de los eventos a los que ha convocado el grupo armado.

En su discurso del 29 de marzo de 2001 ante el Congreso de la Unión, reconocida como una de las fundadoras del CNI, María de Jesús Patricio Martínez habló en nombre de las mujeres indígenas de México.

Desde entonces destacó esa pequeña mujer menudita que siempre iba de un lado a otro en todos y cada uno de los encuentros y foros que el EZLN celebraba en el CIDECI-Unitierra de San Cristóbal de Las Casas, en Oventic, o en cualquier otro territorio o caracol zapatista.

Para los conocedores del zapatismo, no fue difícil saber que Marichuy sería la ungida por el EZLN y el CNI, el domingo 28.

Desde una cabaña cercana al auditorio donde Patricio Martínez fue elegida, el subcomandante Galeano, Tacho y otras personas que por la vía civil han apoyado al EZLN, entre ellas Jorge Javier Elorriaga y Sergio Rodríguez Lazcano, dieron seguimiento a cada detalle de la Asamblea Constitutiva.

El subcomandante insurgente Moisés encabezó la plenaria de la Asamblea Constitutiva junto con Betina Cruz Velásquez, del pueblo indígena zapoteco Santa María Xadani, Oaxaca, e integrante de la Asamblea de los Pueblos Indígenas del Istmo de Tehuantepec en Defensa de la Tierra y el Territorio.

Los miembros del CIG presentaron a Marichuy y destacaron que más que una campaña electoral, la indígena nahua hará una campaña por la organización, por la vida y la defensa del territorio. Su misión, subrayaron, será la articulación de todos los pueblos y movimientos indígenas de todo el país.

Aunque no lo dijeron, será algo similar a la “Otra campaña” que realizó por todo el país el entonces subcomandante Marcos o Comandante 0, pero la diferencia es que esta vez buscarán aparecer en las boletas electorales de 2018.

Marichuy aseguró que llevará esta “gran responsabilidad” que le han encomendado el CNI y el EZLN, y que para ello –dijo– cuenta con todo el respaldo de los miembros del CIG (alrededor de 50 hombres y mujeres), todos de diferentes estados y pueblos indígenas del país.

Al igual que Marichuy, los nuevos concejales hicieron un llamado a todos los pueblos indígenas de México a sumarse a esta lucha “antes que el capitalismo arrase y desaparezca a todos los pueblos originarios”.
La próxima asamblea se realizará el próximo 12 de octubre en territorio zapatista.

La entrada “Marichuy” no se vende, no claudica y no se rinde, aseguran indígenas aparece primero en Proceso.

Fuente y nota completa: Proceso México