ROMA (apro).- Tras una reunión en Roma con la Comisión Binacional Italia-México, el canciller mexicano, Luis Videgaray, insistió este martes en que tiene “plena confianza” y está en “estrecha comunicación” con las instituciones italianas para que se alcance una decisión sobre el procedimiento de extradición de Tomás Yarrington, exgobernador de Tamaulipas arrestado en abril en Florencia.

“Nosotros tenemos confianza en las instituciones italianas. Hay que recordar que en este caso hay dos solicitudes de extradición, una por parte de México, una por parte de Estados Unidos”, dijo Videgaray, cuestionado por un grupo de periodistas, entre ellos apro.

“Tenemos coordinación con el gobierno de Estados Unidos al respecto y estrecha comunicación con las autoridades italianas, que a final de cuenta son a quienes corresponde tomar una decisión”, afirmó.

Videgaray, quien admitió que el asunto fue abordado en sus reuniones en Roma, subrayó asimismo que el gobierno mexicano está siguiendo el caso de acuerdo con lo establecido por el tratado de extradición entre Italia y México firmado en julio de 2001 por el entonces ministro, Nitto Francesco Palma, y por la entonces titular de la Procuraduría General de la República (PGR) de México, Marisela Morales.

“Cualquier procedimiento de extradición entre México e Italia se rige por un tratado. Hay un marco jurídico, preciso, detallado y nosotros nos apegamos a ello”, dijo el funcionario.

“Se habló [del tema]en la subcomisión de Justicia”, afirmó, pero rechazó precisar si México ha hecho alguna nueva petición específica sobre este caso.

“Es un asunto que está en curso”, justificó, durante la conferencia de prensa tras la reunión de la Comisión Binacional Italia-México.

Las palabras de Videgaray Caso llegan luego de que, el pasado 21 de septiembre, la Corte de Apelaciones de Florencia dio su visto bueno a la extradición de Yarrington, una sentencia que sus abogados dijeron que apelarán ante la Casación, el órgano judicial más importante (excluyendo el Constitucional) en Italia.

De acuerdo con la legislación italiana, los abogados de Yarrington tienen 15 días para presentar esta querella a partir de que la Corte depositó sus motivaciones a la sentencia, algo que ocurrió. Por esta razón, la presentación de la nueva querella de Yarrington ocurrirá en tiempo breve.

Sin embargo, de ser confirmada la sentencia del tribunal florentino por la Casación, todavía quedará un paso más. De hecho, la última palabra la tiene el ministro de Justicia de Italia, Andrea Orlando, puesto que está previsto que el gobierno italiano haga una evaluación política sobre los casos de extradición a México.

Venezuela, con El Vaticano

La cita de Luis Videgaray en el ministerio de Relaciones Exteriores italiano puso fin así a un desplazamiento hasta Roma, en el que en el día de ayer el canciller mexicano tuvo también la oportunidad de saludar brevemente al Papa Francisco y reunirse con el secretario de Estado, Pietro Parolin, ante el cual insistió sobre el papel de México para solucionar la crisis en Venezuela.

“Hablamos de Venezuela. Es un tema que nos preocupa tanto a la Santa Sede como al gobierno de México. Es un país en el que ha habido una ruptura del orden democrático y le compartí [a Parolin]que México ha sido invitado, tanto por la oposición como por el gobierno, para participar en una nueva fase de negociación política”, afirmó.

“Es una fase que todavía no se concreta, es un diálogo que no ha empezado. Pero México reitera su plena disposición para, por la vía diplomática, contribuir a este proceso”, agregó.

Videgaray hizo estas declaraciones después de que el 14 de septiembre se anunciara que México, junto con Chile, Bolivia y Nicaragua, había sido incluido en una lista de países encargados de “acompañar” el proceso negociador como garantes de las reuniones destinadas a solucionar el conflicto venezolano.

Sin embargo, la oposición venezolana rechazó participar en un posterior encuentro, el 27 de septiembre, para retomar el diálogo, aduciendo que el gobierno de Nicolás Maduro no ha respetado las condiciones exigidas para que negociación comience.

Cabildeos

Por otra parte, el viaje del canciller mexicano también sirvió para cabildear el apoyo de Italia, en vista de las negociaciones que se están llevando a cabo en la Comisión Europea para actualizar el Acuerdo de Asociación Económica, Concertación Política y Cooperación entre la Unión Europea y México, que entró en vigor en el año 2000.

El objetivo de esta actualización es ampliar el pacto en consonancia con la realidad actual del comercio internacional, a la vez de incluir en el mismo, por ejemplo, a las compañías que operan en el comercio electrónico y de software y que no están presentes -y por tanto, no se benefician de las ventajas arancelarias- en el acuerdo que tiene vigencia en la actualidad.

En este marco, la maniobra de Videgaray tuvo, en apariencia, éxito, tal como aseguró el ministro de Exteriores italiano, Angelino Alfano.

“Nosotros apoyamos, a nivel europeo, la revisión del acuerdo entre Unión Europea y México. Estamos trabajando. Esperemos que la sesión de noviembre (para discutir del acuerdo con la Unión Europea) vaya bien. Esperemos que se llegue a una conclusión este mismo año”, afirmó Alfano.

A este respecto, el italiano hizo hincapié en particular en que la venta de productos italianos a México se ha incrementado en el último período y que México es el segundo comprador de la región después de Estados Unidos.

“México es el segundo país del continente americano donde Italia exporta más, después de Estados Unidos”, dijo el ministro.

Sobre este tema, pero sin citar al presidente estadunidense Donald Trump, Videgaray criticó el proteccionismo económico que algunos países promueven.

“Este acuerdo (con la Unión Europea) no solo representa un acercamiento económico y comercial entre nuestras dos naciones (Italia y México), y entre México y Europa, sino también representa un mensaje político fundamental en favor de la abertura comercial, en un momento en el que el proteccionismo amenaza la prosperidad de las naciones”, manifestó Videgaray.

En cambio, en lo que concierne a las políticas migratorias ventiladas por el presidente estadunidense, el canciller mexicano subrayó que, a pesar de los anuncios de Trump, no se han incrementado las deportaciones de mexicanos.

“Es un hecho que la administración del Trump tiene una narrativa distinta respecto al fenómeno migratorio de las administraciones anteriores, pero es un hecho también los datos no apuntan a un incremento de las deportaciones los mexicanos hacia nuestro país”, añadió.

“Por el contrario, si comparamos las deportaciones que han ocurrido entre enero y septiembre de 2017, contra el mismo periodo del año anterior, el último año del presidente Obama, vemos que hay una reducción del 31%”, puntualizó.

Aun así, recalcó que, de ser necesario, México defenderá a sus ciudadanos a través de su red consular y ante las instancias internacionales.

“No tendremos dudas de acudir a las instancias internacionales para defender a los derechos de los mexicanos”, aseguró.

La entrada México “confía” en las autoridades italianas para que extraditen a Yarrington: Videgaray aparece primero en Proceso.

Fuente y nota completa: Proceso México