Puede señalarse al exitoso drama político House of Cards como el responsable de convertir a Netflix en lo que es ahora, pero hoy la compañía ha decidido finalizarlo con la sexta temporada.

 

El anuncio coincide con las acusaciones hacia Kevin Spacey, protagonista y productor de la serie, por agredir sexualmente al actor Anthony Rapp (Star Trek: Discovery) en 1986. Entonces, Spacey y Rapp tenían 26 y 14 años de edad, respectivamente.

 

Tras la denuncia de Rapp este fin de semana, Spacey ha declarado que no recuerda el incidente, pero que de haber sucedido así, ofrece sus “más sinceras disculpas”. El actor también se reconoció públicamente como homosexual.

 

 

Al citar a fuentes de Netflix, TV Line señala que la decisión de concluir la serie con la sexta temporada se habría tomado hace meses, que no tendría que ver con las acusaciones hacia su actor estelar, reconocido con el Globo de Oro por su papel como Frank Underwood.

 

El incidente se da en un clima de crecientes denuncias de abuso sexual en la industria hollywoodense, luego de que una serie de trabajadores del medio (en su mayoría mujeres) se pronunciara contra Harvey Weinstein, cofundador de la productora The Weinstein Company.

 

House of Cards, cuya quinta temporada se estrenó el pasado mayo, es una de las primeras producciones originales de Netflix, con lo que la compañía se ha catapultado como una de las más grandes en la industria de medios en la actualidad. Stranger ThingsOrange Is the New Black son otras de sus series exitosas.

Fuente y nota completa: Paréntesis.com