Después de que Nissan lograra realizar la primera venta de un vehículo exclusivamente a través de Twitter, en España, en julio del año pasado, la compañía repite la hazaña en México.

 

De este modo, se convierte en la primera empresa automotriz en concretar, en el país, la venta de un coche nuevo a través de esta red social.  

 

La dinámica realizada en España surgió cuando un usuario de Twitter, que además es especialista en mercadotecnia digital, retó a las compañías automotrices para que le vendieran un automóvil totalmente por medio de redes sociales.

 

Al conocer este caso, algunos seguidores mexicanos de Nissan en redes sociales manifestaron su interés por comprar una unidad a través de Twitter. 

 

Como respuesta, la cuenta oficial de Nissan Mexicana (@Nissan_mx) realizó una serie de demostraciones de vehículos como Nissan X-Trail, Nissan Versa y Nissan Tiida, para lo cual recurrió a la app Periscope, que es propiedad de Twitter. 

 

De esta manera, los usuarios se unieron a las transmisiones en vivo, durante las cuales pudieron realizar todo tipo de preguntas, mientras observaban las características, funciones y diseño de los modelos.

 

“En Nissan, estamos atentos a las últimas tendencias en redes sociales con el objetivo de exceder las expectativas de nuestros clientes. De esta forma, y al tomar las mejores prácticas de nuestra filial en España, fue que replicamos esta interesante iniciativa”, comentó Juan Carlos Ortega, director de Mercadotecnia de Nissan Mexicana. 

 

Posterior a la dinámica realizada en Periscope, un usuario de Twitter manifestó su interés por adquirir un vehículo, así que se le dio un seguimiento puntual desde el Centro de Atención Telefónica de Nissan y a través del propio distribuidor.

 

Finalmente, este usuario concretó la compra de una unidad de la edición especial Nissan X-Trail Armor en color rojo, y se convirtió en el primer mexicano en iniciar la comprar un vehículo a través de la red social, mediante la dinámica creada en torno al hashtag #ComprarUnCochePorTwitter, mismo que se utilizó en España. 

Fuente y nota completa: Paréntesis.com