El secreto de Nissan para encontrar la protección ideal en un auto es equivalente a un Factor de Protección Solar (FPS) 500. En comparativa, una persona en promedio necesita una protección mínima de (FPS) 30 para mantenerse protegida del sol. Los vehículos de Nissan, manufacturados en Europa, cuentan con un acabado multicapa de alta calidad, el cual es probado para soportar las temperaturas más extremas del planeta.

 

Durante el desarrollo de este acabado, los ingenieros de Nissan exponen paneles de pintura de prueba a 500 watts por metro cuadrado de luz ultravioleta, lo cual es más de diez veces la radiación UV de la luz solar natural.

 

Para proteger los vehículos Nissan del sol veraniego, la nueva cámara de pruebas de la marca nipona juega un papel clave. Esta nueva cámara se encuentra en el Centro Técnico de Nissan Europa en Cranfield, Reino Unido que permite a los ingenieros de Nissan recrear muchos años de exposición a los rayos UV en condiciones del mundo real en tan sólo unas cuantas semanas. La misión de este equipo es garantizar que los vehículos tengan un desempeño de la más alta calidad durante todo el ciclo de vida del producto.

 

 

Los focos de alta tecnología de la nueva cámara emiten 92,000 watts de calor intenso, energía que es equivalente a 2,300 focos de 40 watts. Esto se combina con una temperatura elevada al interior de la cámara, con el objetivo de alcanzar los 120 grados centígrados, al interior de la cabina. Con el fin de garantizar una impresionante resistencia del otro lado del espectro, también es posible reducir la temperatura a -50 grados centígrados.

 

Los vehículos de Nissan están listos para soportar el sol veraniego y las playas más calurosas, pero también están preparados para ser enterrados bajo metros de nieve en los climas más helados. Dean Gillett, ingeniero de pruebas medioambientales en Nissan, señaló: “Así como sucede en la piel del ser humano, la pintura en los vehículos resulta afectada por los intensos rayos ultravioleta, los cuales son capaces de destruir una superficie. Es por ello que probamos la durabilidad, para garantizar que la calidad de nuestros productos sea a largo plazo.”

 

No solo se pone a prueba la pintura de los vehículos contra los rayos UV, también los plásticos, las telas de los asientos y los adhesivos siguen el mismo procedimiento riguroso para asegurarse de que puedan soportar las temperaturas más extremas.

 

Las pruebas dan como resultado una ingeniería enfocada en la atención al detalle. Dean explica que los componentes de los vehículos de Nissan pueden cambiar por región, para asegurar que el cliente obtenga un desempeño de alta calidad año tras año.

Fuente y nota completa: Paréntesis.com