Tal como se había previsto, HMD Global presentó el Nokia 8, en un evento que se llevó a cabo en Londres, Inglaterra. Se trata del primer celular de la compañía bajo el acuerdo con Carl Zeiss, anunciado el mes pasado, por lo que su principal atractivo está en la óptica.

 

El Nokia 8 luce una cámara dual trasera con sensores de 13 megapixeles y apertura de f/2.0, uno RGB y el otro para tomas monocromáticas. La cámara frontal también es de 13 megapixeles.

 

Ambas graban en 4K, y sus sensores pueden capturar fotos y video al mismo tiempo, como si se tratara de una sola imagen. Además, la aplicación de la cámara permite transmitir este contenido en Facebook y YouTube sin complicaciones.

 

En cuanto a sus especificaciones, el Nokia 8 luce una pantalla LCD de 5.3 pulgadas con resolución 2K y protección Corning Gorilla Glass 5, procesador Snapdragon 835, 4GB en RAM y 64GB de almacenamiento, expandible hasta 256GB vía microSD, así como una batería de 3090mAh –con carga rápida– y certificación IP54, que lo hace resistente a salpicaduras de agua.

 

Se había rumorado que el teléfono vendría con Android O de fábrica, sin embargo, la versión final corre Android Nougat 7.1.1.

 

Otras características incluyen USB Tipo C (3.1), sensor de huellas y conector de 3.5 milímetros para los audífonos. Cuenta con tres micrófonos con un algoritmo exclusivo de Nokia para capturar audio con una inmersión espacial 360, es decir, envolvente.

 

Finalmente, el Nokia 8 luce un cuerpo de aluminio serie 6000 y estará disponible en colores cobre y azul pulidos, y azul y acero mate. Saldrá a la venta a nivel mundial a principios de septiembre, a un precio de 599 euros, es decir, unos 12 mil 400 pesos mexicanos.

Fuente y nota completa: Paréntesis.com