CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Se llamaban Ximena, Daniel, Ana Paula, Santiago… Son algunos de los 49 niños que perdieron la vida en el incendio de la guardería ABC hace ocho años en Hermosillo, Sonora. Hoy, todavía no se sabe qué sucedió aquel 5 de junio de 2009.

Esta tarde, sus padres y varios ciudadanos se reunieron en el monumento del Ángel de la Independencia y, con los rostros de sus hijos en pancartas, exigieron justicia por sus muertes.

Pero esta ocasión no caminaron hasta el Zócalo capitalino como los años anteriores. Ahora se dirigieron hacia la sede del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), institución a la que consideran responsable de la muerte de sus hijos, y justo enfrente de la entrada en el Paseo de la Reforma, erigieron un anti-monumento como recordatorio de la tragedia: “49 ABC Nunca más”.

“Guardería ABC va estar presente día a día para recordar a ustedes, autoridades. ¡Cada vez que pasen, se acordarán de lo que hicieron a nuestros hijos!”, gritó Hilda Ruiz, ciudadana que vino apoyar a las familias.

Mientras algunos participantes colocaban el anti-monumento de aproximadamente​ cuatro metros de altura, varios padres hablaron en el micrófono pidiendo justicia por sus hijos quienes tenían entre cinco meses y cinco años de edad cuando ocurrió aquel incendio que les arrebató la vida.

Estela Báez, quien perdió su hijo Yeyé logró contener un momento las lágrimas para decir: “Es urgente la justicia en el caso ABC porque sólo así podría detenerse el horror que ha continuado: al menos 60 niños y niñas han muerto en Centros de Atención Infantil […] después de junio de 2009. El Estado mexicano sigue fallando a sus niños con su ineficiente y tardía aplicación de la Ley 5 de junio”.

Y es que, en 2011 se modificó a profundidad la Ley General de Prestación de Servicios para la Atención, Cuidado y Desarrollo Integral Infantil, que regula el funcionamiento de las guarderías a escala nacional. No obstante, dicha ley no ha sido ratificada en los estados.

“El Estado mexicano tiene una enorme deuda con nuestros hijos. Siguen muriendo niños en guarderías”, denunció Julio César Márquez, padre de Yeyé. Y aseguró: “¡La Ley 5 de junio es deficientemente implementada!”

Luego, demandó que “el Estado haga lo que considere para que ya no haya más tragedias. Al IMSS, al ISSSTE, a la Secretaría de Desarrollo Social y a todas aquellas áreas donde se manejan la seguridad y la atención de nuestros niños”.

Mientras la multitud gritaba “¡Justicia!” y “¡ABC nunca más!”, padres de los normalistas desaparecidos de Ayotzinapa y de Nochixtlán hablaron para apoyar a los familiares. Todos los padres se declararon “solidarios” por la pérdida de sus hijos.

Abraham Fraijo explotó contra los que considera los responsables de la muerte de su hija Emilia: “¡Los gobernadores, los políticos; esos cabrones la apuestan a la división, le apuestan al olvido. Este día, una vez más les demostramos que no perdonaremos, que no olvidaremos. Hasta el último día de nuestras vidas exigiremos justicia!”

Y remató: “Yo ya estoy harto de estar viviendo en un país en el que todos somos parte de un juego de ajedrez. ¿Por qué las cosas no cambian en este país? ¿Por qué los muertos los seguimos poniendo nosotros?”.

El padre de familia recordó que más de 22 personas son procesadas por el delito de homicidio culposo no grave, pero “desde la comodidad de su casa”. Lamentó que hay funcionarios públicos que han sido premiados “por encubrir” a los responsables de las consecuencias del incendio y de los actos y omisiones del hecho.

Los participantes anunciaron que instalarán un plantón junto al antimonumento para evitar que sea retirado por las autoridades. Se trata del segundo recordatorio de la sociedad al gobierno mexicano por tragedias que han marcado la vida de padres de familia. El primero es el que padres de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos colocaron en la esquina del Paseo de la Reforma y las avenidas Juárez y Bucareli.

La entrada Padres de víctimas de guardería ABC erigen antimonumento frente al IMSS aparece primero en Proceso.

Fuente y nota completa: Proceso México