¿Te sorprende? Todavía vivimos en una sociedad de doble estándar. Está tan cerca de ti como en la mente del padre de tus hijas, no como tú crees, sino en expresiones más interesantes. Antes de traerte a la Tierra, donde encuestamos a varios padres a nuestro alrededor, sabrás que en una encuesta publicada como The Shriver Report Snapshot: An Insight Into The 21st Century Man, se les preguntó a 818 hombres mayores de 18 años, representativos de todo el país, cuáles características deseaban más en su pareja y cuáles deseaban en sus hijas. El 71% respondió lo siguiente:

  • Inteligencia en ambas, esposa e hija
  • Independencia y fortaleza, mucho más en la hija que en la esposa; el 66% de los encuestados respondieron que quieren una hija independiente, pero solo el 34% mencionó independencia como una cualidad que quieren en su pareja.
  • Tener altos principios es tan importante en la hija como en la esposa.
  • Ser atractiva, dulce y cariñosa es más valorado en la pareja que en la hija.
  • El 30% estuvo de acuerdo en que “las mujeres asumiendo más responsabilidades fuera del hogar ha tenido un efecto negativo en la confianza de los hombres”.
  • Prefieren que sus esposas sean amas de casa, pero no sus hijas.
  • La respuesta promedio en cuanto a tener una mujer como Presidente de los Estados Unidos fue que les resulta menos que cómodo.
  • Aunque los encuestados expresaron tener ideas “progresistas”, como estar casados con una mujer que gane más dinero que ellos, no estaban muy cómodos con ser un padre de los que se queda en el hogar.

Jeff Horwitt, del equipo encuestador, comentó que “las cualidades que los hombres quieren en sus hijas como inteligencia, fuerza, independencia y rectitud son las cualidades que ayudan a las mujeres a destacarse en el mundo laboral. Pero son las mismas que los hombres dicen que les hacen más difícil ser hombres hoy día”.

Unos cuantos hombres de familia a quienes hice la pregunta de la encuesta respondieron lo siguiente, algunos con bastante timidez:

  • “Quiero que mi hija busque alcanzar las estrellas, ponga primero sus intereses, esté abierta a todas las posibilidades y viva usando su pasión y sus talentos. A mi esposa la quiero con los pies en la tierra, viendo la vida de una manera más práctica, dando prioridad a mis intereses y los de nuestra familia”.
  • “Para mi hija deseo lo mismo que veo en mi esposa: que sea una mujer que conozca el secreto de vivir felizmente en pareja”.
  • “De mi hija quiero que desarrolle alas para volar a donde quiera. De mi esposa quiero que volemos juntos”.
  • “Quiero que mi hija sea independiente en todos los sentidos; que no consiga pareja porque necesite que la quieran o que la mantengan económicamente, y que se dé a respetar de todo el mundo; que sea quien quiere ser y lo que quiere ser. De mi esposa espero una pareja con su propia mente, pero que sepa vivir en equipo”.

Por curiosidad, ¿le harías la pregunta a tu pareja?
Fuente y nota completa: Huffington Post Voces