CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La empresa Minera y Metalúrgica de Pozuelos, ubicada en Cuencamé, Durango, fue clausurada temporalmente por operar sin las autorizaciones que expide la Secretaría de Medio Ambiente (Semarnat) en materia de impacto ambiental, cambio de uso de suelo y manejo de residuos peligrosos.

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) ordenó la clausura temporal luego de que personal a su cargo realizó una inspección a la minera durante un operativo en materia de impacto ambiental.

Los inspectores de la Profepa constaron que con las actividades de exploración, explotación y beneficio de minerales, se afectó una superficie de mil 194 metros cuadrados de terreno forestal, con vegetación xerófila característica del semidesierto.

La superficie afectada fue desmontada para la instalación de una presa de jales (570 m2); una planta trituradora (130 m2); y la apertura de un camino (490 m2), detalló la dependencia en un comunicado.

La Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable y la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente contemplan sanciones a quienes lleven a cabo el cambio de uso de suelo en terrenos forestales y obras o actividades en materia de impacto ambiental, sin contar con la autorización de la Semarnat.

Clausura alberca en Acapulco

Por otra parte la Profepa indicó que clausuró de manera temporal actividades de relleno con piedra brasa para la construcción de una alberca en Acapulco, Guerrero, debido a que no contaba con la autorización de Impacto Ambiental expedida por Semarnat.

Refirió que en una visita de inspección al Fraccionamiento “Las Playas”, personal de la delegación de la Profepa constató la afectación de 20.37 metros cuadrados de Zona Federal Marítimo Terrestre (ZOFEMAT), debido a la construcción de una alberca.

El responsable de la obra dijo que se rellenó el área con piedra brasa a manera de mampostería y se realizó un armado con varilla y colado con cemento para la base de la construcción.

Sin embargo, los inspectores de la Profepa no observaron contenedores para el depósito de residuos que se generan de la obra civil, ni tapiales para delimitar el lugar y evitar el desplazamiento de materiales al área afectada, como vegetación halófila, consistente en uva marina (Coccoloba sp), además de palmas de cocotero.

Además, el responsable no presentó la documentación oficial que expide la Semarnat, por lo que la Profepa procedió a imponer la “clausura total temporal” de las obras y actividades llevadas a cabo.

La entrada Profepa clausura minera Pozuelos, en Durango, por invadir terreno forestal aparece primero en Proceso.

Fuente y nota completa: Proceso México