Después de todo lo sucedido con el Samsung Galaxy Note 7, el Departamento de Transporte de Estados Unidos (DOT), la Administración Federal de Aviación (FAA) y la Administración de Seguridad de Tuberías y Materiales Peligrosos (PHMSA), tres de los organismos más importantes de la Unión Americana, tomaron una decisión sin precedentes: queda estrictamente prohibido subir un Galaxy Note 7 a un avión, ya sea en la cabina principal o incluso en equipaje documentado.

 

"Los individuos que sean dueños o estén en posesión de un Samsung Galaxy Note 7 no podrán transportar el teléfono en su persona, equipaje de mano o equipaje documentado en vuelos desde, hacia o en el interior de Estados Unidos. Esta prohibición incluye a todos los Samsung Galaxy Note 7. Lo teléfonos tampoco pueden enviarse en paquetería aérea. La prohibición se hace efectiva al día de hoy, sábado 15 de octubre al mediodía tiempo del este", dice el comunicado.

 

"Reconocemos que prohibir el teléfono en los aviones molestará a algunos pasajeros, pero la seguridad de todos quienes aborden un avión debe tomarse como prioridad", aseguró el secretario de transporte Anthony Fox. "Tomamos este paso adicional porque un solo incidente de fuego en un vuelo conlleva el alto riesgo de heridas personales y pone muchas vidas en riesgo."

 

Tras hacer un recuento de lo sucedido con el Note 7, mencionando los recalls del 15 de septiembre y 13 de octubre, y la decisión final de la compañía de dejar de producir el teléfono, anunciada el martes pasado, la FAA agregó: "La posibilidad de fuego con el Note 7 original y el de reemplazo es simplemente demasiado alto como para que alguien tome el riesgo y no responda a este llamado oficial para devolver el teléfono", dijo el presidente de la Comisión de Seguridad de Productos de Consumo en Estados Unidos, Elliot F. Kaye. "Una vez más, me gustaría recordar a los consumidores que tomen ventaja de las soluciones que se ofrecen, incluyendo la devolución del dinero (en Estados Unidos). Es hacer lo correcto, es hacer lo más seguro", agregó.

 

Nota relacionada: Samsung detiene la producción del Galaxy Note 7

 

Esto es lo que los pasajeros deben saber:

1.- Si hay pasajeros que intenten viajar en avión con un Samsung Galaxy Note 7, no podrán abordar.

 

2.- Los pasajeros que intenten evadir la prohibición al guardar su teléfono en el equipaje que van a documentar, aumentan el riesgo de un accidente catastrófico. Cualquiera que viole esta medida tendrá cargos criminales en su contra además de que será multado.

 

3.- Los pasajeros que se encuentren de viaje con un Samsung Galaxy Note 7 deben contactar a Samsung o a su operador telefónico de inmediato para obtener información sobre cómo regresar sus teléfonos y obtener un reembolso o un teléfono de reemplazo.

 

4.- Si el representante de una aerolínea detecta a un pasajero con un Samsung Galaxy Note 7 previo al abordaje, éste deberá negar el abordaje a la persona en cuestión hasta que demuestre que el teléfono ya no está consigo, en su equipaje de mano o en la o las maletas que documentó. De ninguna manera los pasajeros deberán guardar estos teléfonos en el equipaje documentado.  

 

5.- Si un miembro de la tripulación identifica a un pasajero con un Galaxy Note 7 durante un vuelo, deberá instruir al pasajero que apague su teléfono, que no lo use ni o cargue mientras esté abordo, que se encargue de que no se encienda de forma accidental, incluyendo la desactivación de alarmas o funciones que puedan llegar a encender el celular. También se les pedirá que mantengan el Note 7 con ellos, no en los compartimientos superiores ni en su equipaje de mano ni en la bolsa que está en el respaldo del asiento frente a él.

 

Nota relacionada: ¿Compraste un Galaxy Note 7 en México? Aquí lo que debes hacer

 

Es de suma importancia tomar esto con la mayor seriedad posible. De nuevo, la recomendación de Paréntesis es que saquen provecho de las opciones de cambio que tanto Samsung México, como las operadoras telefónicas de nuestro país ofrecen a quienes compraron este celular.

 

Fuente y nota completa: Paréntesis.com