La batería cada vez cobra mayor importancia en nuestro celular. A medida que se incorporan nuevas característica en ellos, como pantallas con mayor tamaño y resolución, la capacidad de la batería aumenta para satisfacer las necesidades energéticas, y ello pasa por distintas regulaciones, la mayoría relacionadas con seguridad.

 

Pero, ¿qué significan esos símbolos que acompañan la etiqueta de la batería de nuestro teléfono celular? Saúl Zaldivar, gerente de Control de Calidad de Steren, explica a Paréntesis que la mayoría de la iconografía presente en las baterías de iones de litio –usadas principalmente en teléfonos celulares y computadoras portátiles– representa normativas de calidad y cuidado al medio ambiente.

 

Por ejemplo, en esta batería correspondiente a una laptop, se observan distintos símbolos y nomenclaturas. “El 00 que acompaña a las siglas ‘Li-ion’ es una nomenclatura del fabricante que representa la versión de la batería”, señala. “Esta sería la primera versión de la batería para este modelo particular, suele colocarse un distintivo porque a veces el fabricante las modifica. Es una nomenclatura de proveedor”.

 

En esta otra, que corresponde a un teléfono celular, se observa un símbolo compuesto por tres flechas entrelazadas, colocado por encima de la leyenda Li-ion. “Este es bastante simple y común, es de reciclado”. A la izquierda se observa otro habitual: “Este también es bastante común, significa que no puede desecharse en un bote de basura común o convencional, de modo que debe ser depositado en un contenedor especial”. ¿Y por qué el énfasis en separar una batería de iones de litio en un contenedor especial? “Las baterías contienen compuestos químicos, entre ellos metales pesados, que son bastante dañinos para el medioambiente, pueden generar daños serios”, explica Zaldivar.

 

Sobre la misma batería, pero ahora en el borde izquierdo, se observa un triángulo que encierra un signo de admiración. “Es un triangulito de warning, de advertencia, que básicamente se coloca en todas las baterías que usan una terminal para advertir al usuario que debe evitar cualquier corte o perforación a la batería porque podría sufrir un corto circuito”, señala. Una batería astillada o perforada corre riesgo de ignición, advierte. A un costado se avisa que la batería tampoco debe ser expuesta al fuego.

 

Las etiquetas de las baterías también se acompañan de símbolos que hacen referencias a normativas de calidad. Sin embargo, no todas son expedidas por organismos nacionales, como en México lo hace la Dirección General de Normas de la Secretaría de Economía, que expide las NOM (siglas de Norma Oficial Mexicana). “Cuando tienes N cantidad de países con una norma equivalente las normas se homologan y se vuelven estándares internacionales”, explica Zaldivar.

 

Tal es el caso de las siglas “CE”, presentes en prácticamente todas las baterías. “Significa Comunidad Europea, el de junto es una norma china, de hecho actualmente existe una norma especial para baterías de teléfonos móviles expedida por el gobierno chino”.

 

¿Por qué se están generando normativas específicas para los teléfonos? “Porque no existen normas específicas”, explica Zaldivar. “En México, por ejemplo, tenemos normas para baterías primarias –las que no se pueden recargar–, pero no para secundarias –las que admiten carga–, entonces lo que hacíamos muchos fabricantes era aplicar las normas existentes, pero es necesario crear nuevas normas”, sentencia.

 

Nota relacionada: ¿Qué significan las letras en la parte trasera de los autos?

Fuente y nota completa: Paréntesis.com