La firma británica de celulares de lujo Vertu se declaró en bancarrota. La compañía, fundada como una subsidiaria de Nokia en 1998, fabricaba smartphones usando métodos artesanales y componentes como metales y piedras preciosas. Su equipo más lujoso se vendía por aproximadamente 900 mil pesos.

 

De acuerdo con información del diario The Daily Telegraph, la compañía arrastra un déficit de 128 millones de libras y tras declararse en bancarrota despedirá a 200 empleados.

 

El último modelo comercializado por la compañía, Vertu Constellation, fue presentado a principios de año.

 

Vertu no es la única compañía dedicada al mercado de smarpthones de lujo, sin embargo, era una de las pocas que diseñaba celulares propios. Otras, como la estadounidense Brikk, personaliza teléfonos comerciales como el iPhone con incrustaciones de pedrería o baños en oro; sus precios alcanzan los 9 mil dólares.

 

La compañía ya había sido objeto de críticas por sus productos excéntricos. En una entrevista de 2013 con el presentador Jimmy Kimmel, el rapero Kanye West –conocido por sus extravagancias– criticó a la compañía: “Si alguien saca un celular Vertu ahora mismo solo se vería ridículo”.

 

Nota relacionada: 6 celulares de gama alta a precio de gama media

Fuente y nota completa: Paréntesis.com