Debido a que los conductores asociados a Uber o Cabify están registrados como personas morales o físicas con actividad empresarial, pueden obtener las ventajas del esquema de arrendamiento puro para contar con un Renault Logan.

 

 

Para este tipo de usuarios, Renault ofrece una inversión mínima inicial o beneficios contables, como rentas mensuales 100% deducibles de impuestos, sin afectar su capacidad crediticia (si no rebasa los 6,000 pesos).

 

El Leasing es la opción para este tipo de personas, debido a que sus plazos son desde 12 hasta 48 meses y con varias alternativas al término del arrendamiento. Al finalizar el plazo, los usuarios pueden renovar su vehículo sin la necesidad de comprarlo; al extender la renta por 12 meses más y/o adquirir otro Renault sin tener que preocuparse por vender el que está manejando en ese momento.

 

Durante 2016, se han vendido 2,584 sedanes Logan, de los cuales 1,396 son a través de ofertas para Conductor Privado, por lo que se destaca como una de las mejores opciones para los micro empresarios.

Fuente y nota completa: Paréntesis.com