CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Publicados este viernes, los últimos resultados de la prueba que contempla el Plan Nacional para la Evaluación de los Aprendizajes (Planea), en Educación Media Superior, revelan “la profundidad del problema educativo” que por décadas ha arrastrado el país.

Evaluados tanto en Matemáticas como en Lenguaje y Comunicación, la prueba Planea 2017 fue aplicada a 117 mil 700 alumnos a punto de concluir el último grado de bachillerato, de dos mil 300 planteles de todo el país, con resultados reprobatorios.

Según parámetros del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), encargado por vez primera del diseño, aplicación y análisis de la prueba, 89.5% de los estudiantes no alcanzaron el nivel mínimo “deseable” en Matemáticas; mientras que 62% de los evaluados no alcanzó siquiera un nivel “medio” en Lenguaje y Comunicación.

Durante la presentación de los resultados, el subsecretario de Educación Media Superior de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Rodolfo Tuirán, no tuvo más que aceptar que los resultados “permiten apreciar la profundidad del problema educativo en el nivel medio superior”.

Y agregó: “Planea 2017 confirma con precisión lo que hemos sabido durante muchos años: hay un problema generalizado de bajos niveles de aprendizaje”, fueron las palabras del funcionario.

En un extenso documento, el INEE difundió que, según su desempeño, los estudiantes fueron calificados en cuatro niveles: nivel I (bajo o insuficiente); nivel II (básico); nivel III (medio), y nivel IV (alto).

“En ambas asignaturas, sería deseable que alcanzaran al menos el nivel III (nivel mínimo deseable), pues esto indicaría que han alcanzado un dominio satisfactorio de los aprendizajes clave”, se lee en el documento oficial.

Entre las consideraciones finales, el mismo documento destaca: “En Lenguaje y Comunicación, 34% de estudiantes se ubicaron en el nivel de logro I (el más bajo) y 66% en el nivel I de Matemáticas; estos estudiantes no han consolidado los aprendizajes clave que se evaluaron en la prueba Planea EMS 2017, tales como realizar inferencias de contenidos implícitos en diferentes tipos de textos o realizar inferencias a partir de un modelo matemático”.

Por el contrario, agrega que, a nivel nacional, en Lenguaje y Comunicación apenas un 9% de los estudiantes se encuentra en el nivel más alto, pero sólo un 3% alcanzó el nivel destacado en Matemáticas.

El diagnóstico del INEE concluye: “Los resultados confirman los bajos niveles de desempeño de los alumnos”.

Para Roberto Rodríguez, consejero técnico del INEE e investigador de la UNAM que participó de la presentación de los resultados, el diagnóstico es un atraso de por lo menos tres años: “los jóvenes que terminan el bachillerato tienen, cuando más, nivel de tercero de secundaria”.

Los resultados

El desglose de los resultados, con la explicación de cada nivel, quedó de la siguiente manera:

En Matemáticas:

Nivel I, 66.2%: “Tienen dificultades para realizar operaciones con fracciones y operaciones que combinen incógnitas o variables (representadas con letras), así como para establecer y analizar relaciones entre dos variables”.

Nivel II, 23.3%: “Expresan en lenguaje matemático situaciones donde se desconoce un valor o las relaciones de proporcionalidad entre dos variables y resuelven problemas que implican proporciones entre cantidades (por ejemplo, el cálculo de porcentajes)”.

Nivel III, 8.0%: “Emplean el lenguaje matemático para resolver problemas que requieren del cálculo de valores desconocidos, y para analizar situaciones de proporcionalidad”.

Nivel IV, 2.5%: “Dominan las reglas para transformar y operar con el lenguaje matemático (por ejemplo, las leyes de los signos); expresan en lenguaje matemático las relaciones que existen entre dos variables de una situación o fenómeno; y determinan algunas de sus características (por ejemplo, deducen la ecuación de la línea recta a partir de su gráfica)”.

En Lenguaje y Comunicación

Nivel I, 33.9%: “No identifican la postura del autor en artículos de opinión, ensayos o reseñas críticas; ni explican la información de un texto sencillo con palabras diferentes a las de la lectura”.

Nivel II, 28.1%: “Identifican ideas principales que sustentan la propuesta de un artículo de opinión breve, discriminan y relacionan información oportuna y confiable, y la organizan a partir de un propósito”.

Nivel III, 28.7%: “Reconocen en un artículo de opinión: propósito, conectores argumentativos y partes que lo constituyen (tesis, argumentos y conclusión); identifican las diferencias entre información objetiva, opinión y valoración del autor; identifican diferentes formas en que se emplea el lenguaje escrito de acuerdo con la finalidad comunicativa y utilizan estrategias para comprender lo que leen”.

Nivel IV, 9.2%: “Seleccionan y organizan información pertinente de un texto argumentativo; identifican la postura del autor, interpretan información de textos argumentativos (como reseñas críticas y artículos de opinión) e infieren la paráfrasis de un texto expositivo (como un artículo de divulgación)”.

Las entidades que están por arriba de la media, tanto en Lenguaje y Comunicación como en Matemáticas, son Aguascalientes, Jalisco, Nuevo León y Puebla.

Y en la parte más baja, los estados que están por debajo de la media, en ambas asignaturas, son Chiapas, Guerrero y Michoacán.

Llama la atención que la Ciudad de México, primer lugar en Lenguaje y Comunicación, apenas alcanzó en décimo cuarto lugar en Matemáticas.

La entrada Reprobados en Matemáticas y Lenguaje y Comunicación, alumnos de bachillerato: prueba Planea 2017 aparece primero en Proceso.

Fuente y nota completa: Proceso México