CIUDAD DE MÉXICO (apro).— El sacerdote Miguel Ángel Machorro, quien fue apuñalado en la Catedral Metropolitana el pasado 15 de mayo, hoy fue trasladado de emergencia al Instituto Nacional de Nutrición Salvador Zubirán, de la Ciudad de México, debido a que su estado de salud es muy “grave” y ya no podía ser atendido en Tehuacán, Puebla, donde estaba convaleciente.

A bordo de un helicóptero del gobierno de Puebla, el sacerdote fue trasladado a las 10 de la mañana del Hospital General de Tehuacán, donde estaba internado, al Instituto Nacional de Nutrición.

A través de su página de internet, Siame, el arzobispado de México informó hoy que la vida de Machorro se encuentra en “grave riesgo” y es necesario que se recupere de “problemas de desnutrición que presenta para poder posteriormente recibir atención a nivel neuronal, que es donde se encuentra la raíz de las complicaciones de salud que ha registrado últimamente”.

Desde el sábado pasado –detalla Siame—se complicó la salud del religioso debido a “un problema intestinal de carácter infeccioso, lo que provocó inflamación del cuerpo, presión baja y distensión del intestino al punto de la parálisis”. Además de tener “problemas de riñón”, también producto de la agresión.

Siame indicó que el traslado de emergencia a la ciudad de México fue gracias “a la intervención del cardenal Norberto Rivera Carrera”, mientras que la Presidencia de la República tramitó el ingreso del sacerdote al Instituto de Nutrición, “a fin de que sea atendido de inmediato y logre salvar la vida”.

El sacerdote, de 55 años, fue apuñalado la noche del pasado 15 de mayo, cuando estaba a punto de terminar la última misa que ese día se celebraba en la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México.

La entrada Sacerdote apuñalado en la Catedral Metropolitana ingresa al Instituto Nacional de Nutrición aparece primero en Proceso.

Fuente y nota completa: Proceso México