GUADALUPE, NL (apro).- Toda esta semana, cuando los migrantes han salido del albergue Casanicolás, una veintena de sacerdotes llegados de todo el país se reúnen en el comedor, que hace las veces de sala de reuniones, para analizar los desafíos que tienen enfrente.

Este año los temas son la violencia y los resultados electorales “irregulares” en Coahuila y Estado de México que les hacen vislumbrar que la fórmula se repetirá en las elecciones presidenciales del 2018 y que si ganara Andrés Manuel López Obrador “no lo van a dejar llegar”.

Este es uno de los escenarios tratados en el XXXIX Encuentro General de la Red de Solidaridad Sacerdotal, que desde hace 39 años aglutina a presbíteros de los llamados comprometidos dentro de la iglesia católica que trabajan a favor de los derechos humanos en todo el país y que acompañan a migrantes, obreros, indígenas, campesinos, mineros, familias en busca de miembros desaparecidos, jóvenes o las víctimas violencia en general.

“Al analizar la coyuntura post-electoral de Coahuila y el Estado de México, vimos cómo los consejeros del INE que avalaron las irregularidades que se cometieron serán los mismos que califiquen o se encarguen del proceso electoral del próximo año. Las condiciones de la elección, sobre todo después de lo que vimos, no van a ser equitativas”, explicó el sacerdote Luis Eduardo Villarreal Ríos, fundador de Casanicolás, en la región conurbada de Monterrey.

“El escenario realista es que Andrés Manuel, como va punteando en las encuestas, se alce con el triunfo en el 2018, pero que no se la den, que no le permitan llegar. Es lógico pensar en alguna maniobra. ¿Que se prevé de reacción? Quién sabe. Eso es lo que comentamos entre nosotros como escenario tendencial”, explicó el sacerdote que este año es anfitrión del encuentro.

En entrevista realizada durante una pausa del encuentro, mencionó que en la elección del Estado de México se vio que estuvo cargada a favor del candidato priista Alfredo Del Mazo. “Fue una elección comprada donde intervino todo el aparato del Estado para la dizque promoción del voto que es pagar, comprar votos”, dijo.

Por su parte, Roberto Chávez Casillas, párroco del Sagrado Corazón de Jesús de Francisco I. Madero, Coahuila, que trabaja con las comunidades obreras y campesinas, expuso que en las elecciones en esa entidad prevalecieron la compra de votos, el control de los municipios por parte de alcaldes utilizando la policía y los funcionarios, y el gasto excesivo en las campañas.

El sacerdote trajo un documento que contenía las irregularidades detectadas por los miembros de su parroquia, quienes mencionaron lo siguiente: “aunque el día de las elecciones hubo buena afluencia, también algunas amenazas, nos extrañó encuestas del INE, la irresponsabilidad del IEEC, vimos que en unas casillas los policías contaron votos, hubo acarreo descarado lucrando con la necesidad de la gente, dizque los policías estuvieron patrullando para que no entregaran despensas, pero nunca llegaron a donde el PRI estaba entregando dinero y los resultados de la lona no coincidían con las actas”.

Chávez Casillas dijo que el sistema del INE ocasiona impotencia y decepciones en la gente que impugna la limpieza de las elecciones; que cada vez es más la gente que cree en el robo de las urnas durante el conteo; unos pocos están esperanzados de que los candidatos ganadores cumplan sus promesas; el voto de algunos sectores sigue siendo el de votar ‘por lo mismo’. La percepción generalizada entre su comunidad es la siguiente:

“Las instituciones electorales son del gobierno y el gobierno es del PRI”.

Este año, la red conmemoró los 100 años del natalicio de Monseñor Oscar Arnulfo Romero, asesinado en 1982, y con una misa salvadoreña recordaron la trayectoria del Arzobispo de San Salvador: “sus pronunciamientos más fuertes ante Estados Unidos, ante su gobierno represor y la oligarquía de su país”.

En el encuentro recibieron la visita de los sacerdotes y frailes, entre ellos el jesuita Pedro Pantoja, de la Casa del Migrante de Saltillo, Coahuila, y Fray Tomás, del Albergue La 72, de Tenosique, que se dirigían a San Fernando, Tamaulipas, para conmemorar el séptimo aniversario de la masacre de los 72 migrantes ocurrida hoy hace 7 años.

“Hoy estamos celebrando la memoria histórica de los 72 migrantes que fueron asesinados en San Fernando, Tamaulipas, y que fue la primera masacre, la profecía y al mismo tiempo la verdadera razón de exterminio de los migrantes, ahí murieron hijos de América Latina, había ecuatorianos, sobre todo centroamericanos y brasileños”, explicó Pantoja a los sacerdotes de la red.

En el encuentro de este año, los sacerdotes hablaron también de la violencia que se padece en todo el país.

“Vimos cómo la violencia es posible por el gran negocio que representa la droga y por la colusión de la clase política en el negocio, qué medidas toca cada parroquia para solidaridad con las víctimas, para facilitar los canales de denuncia, la vinculación con familias de desaparecidos”, explicó el sacerdote Villarreal de Casanicolás.

Otros de los temas que analizarán en el encuentro, que empezó el día 21 y termina mañana, están la ecoteología -a raíz de Encíclica del Papa Francisco titulada Laudato Sí-, el pluralismo religioso y la post-religión.

Villarreal explicó que los 15 sacerdotes presentes en el encuentro –entre ellos el sacerdote Manuel Velázquez, fundador de la red hace 39 años– compartirán sus experiencias en el trabajo de derechos humanos acompañando a migrantes, campesinos, pastoral urbana e indígena en lugares como Puebla, Oaxaca, Monterrey, Cuernavaca, Torreón, Irapuato y Piedras Negras, y ellos transmitirán las conclusiones a las redes que tienen en sus sitios de trabajo.

“Cada año nos reunimos como red de sacerdotes comprometidos con el pueblo más vulnerable”, dijo.

La entrada Sacerdotes analizan la coyuntura electoral y la violencia en el país aparece primero en Proceso.

Fuente y nota completa: Proceso México