CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Desde “un desastre histórico lamentable”, “un duro golpe al PAN”, “una gran fractura dentro del partido”, por parte de los senadores calderonistas; hasta la expresión de “es un alivio” porque “es un asunto de una familia que se ha comportado como si fueran los propietarios”, del senador Ernesto Ruffo, el primer gobernador panista; fueron las reacciones al anuncio de la inminente renuncia de la aspirante presidencial panista y exprimera dama Margarita Zavala al blanquiazul.

“De confirmarse, lo que va a suceder es bien sencillo: Margarita trae los votos panistas, no quiero decir de la militancia del PAN, sino de todos los que han simpatizado con el PAN, los millones de votos que hicieron presidente a Fox, a Calderón, esos votos los trae Margarita”, afirmó Ernesto Cordero, presidente de la Mesa Directiva del Senado y exsecretario del gabinete calderonista.

“Lo que trae Anaya es la estructura clientelar del partido, que no son más de 280 mil votos. Margarita se va a llevar los votos y Anaya se va a quedar con la estructura del partido”, precisó Cordero, aspirante también en 2012 a la candidatura del blanquiazul.

En conferencia de prensa, Cordero afirmó que los aliados del Frente Ciudadano, “se deberían llamar estafados, porque Anaya les vendió un voto muy robusto que no va a estar ahí. Ese voto robusto se va a ir con Margarita, si es que se confirma esto, y se van a quedar con un Anaya muy cuestionado”.

El más crítico fue el senador Javier Lozano, exsecretario del Trabajo en el gobierno calderonista, quien consideró este anuncio como “un desastre histórico lamentable” y una confirmación de que Ricardo Anaya, el dirigente nacional panista, “quiere eliminar a todos los adversarios”.

También el senador Salvador Vega Casillas afirmó que la renuncia de Margarita será un “duro golpe” mientras que el coordinador de la bancada de los senadores panistas, Fernando Herrera, fue más cauteloso y llamó a “esperar” que se confirme la renuncia o no de la exprimera dama.

Por su parte, Ernesto Ruffo, cercano a la línea de la dirigencia nacional, explicó que “desde agosto de 2015 ella se pronunció como independiente y luego pasaron algunos meses y dijo que el PAN debería pedir perdón y luego inició una batalla en debate con el presidente nacional del partido, Ricardo Anaya por spots de anuncios del partido”.

Zavala “está claro que ha traído una iniciativa política muy propia y que eso ha obedecido a intereses más allá del PAN. Esto es una dinámica que involucra al gobierno de Calderón…Es un asunto de una familia, sí de los fundadores, pero que en los años se han comportado como si fueran los propietarios y en esa proporción esto no va”, abundó Ruffo Appel.

En conferencia de prensa, Ruffo aprovechó para calificar como “traidor” a Ernesto Cordero, actual presidente del Senado, y afirmó que no se le haría extraño que termine apoyando al aspirante priista José Antonio Meade, secretario de Hacienda.

La entrada Salida de Margarita Zavala, un “desastre histórico” o un “alivio” para los divididos senadores del PAN aparece primero en Proceso.

Fuente y nota completa: Proceso México