CIUDAD DE MÉXICO (apro).- “Yo me voy a ir como arzobispo el día que el Papa me lo diga”, afirmó hoy el cardenal Norberto Rivera Carrera, quien el próximo martes 6 cumple 75 años de edad, por lo que ese día debe presentar su renuncia al cargo de arzobispo primado de México, como lo marca el derecho canónico.

Durante su homilía de hoy domingo, en la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México, el cardenal también rechazó las versiones según las cuales ya le había entregado su renuncia al Papa desde hace días. Dijo al respecto:

“No he puesto mi renuncia, todavía no cumplo 75 años”.

Y remarcó que, aún después de que la ponga, será el Papa quien determine si se la acepta o no:

“Él fue quien me nombró arzobispo de México, y el día que me diga que ya llega otro en mi lugar, ese día me voy muy contento y muy alegre. Los que gusten seguir asistiendo a la misa los domingos, aquí voy a estar mientras el Papa no me mande a otra parte”.

Por su lado, en un comunicado emitido hoy, la arquidiócesis de México reforzó estas afirmaciones de su titular, al señalar que el Papa, “con toda libertad y sin sufrir ningún tipo de presión”, será quien decida, “cuando lo vea oportuno”, la remoción de Rivera Carrera.

Y también adelantó que el Norberto Rivera, por pertenecer al Colegio Cardenalicio, “seguirá teniendo el derecho a participar en un eventual cónclave hasta que cumpla los 80 años”.

La entrada “Será el Papa quien decida sobre mi renuncia”, alega Norberto Rivera aparece primero en Proceso.

Fuente y nota completa: Proceso México