Un grupo de mexicanos quiere decirle a Donald Trump ya basta. Y desea hacerlo con un mensaje que llegará hasta la mesa de la oficina oval de la Casa Blanca. El vehículo será un desplegado publicado en la primera plana de The New York Times, uno de los diarios que llegan hasta el escritorio del presidente Trump.

 

“Hay que pasar de la indignación a la acción”, dice Lilia Aguilar Gil, maestra en Políticas Públicas por la Universidad de Harvard y directora de la asociación civil Libre, que impulsa la iniciativa #NuestroMensajeATrump, y que en abril pasado impulsó la campaña “Corrupchampions”, una liga para coronar al político más corrupto del país.

 

“El mensaje de Trump causó mucha indignación, queremos decirle que no somos un país de delincuentes y que el racismo crea un ambiente de miedo”. Libre necesita de 2 millones 120 mil pesos para lograr su cometido y busca donaciones que pueden realizarse a partir de 200 pesos.

 

Los fondos, señala la activista, serán utilizados para pagar el costo del desplegado. Sin embargo, la publicación del mensaje, que estima ocurrirá en julio próximo, es solo la primera parte de un proyecto que culminará con una propuesta de política pública que Libre desarrolla en colaboración con académicos e instituciones educativas como la Universidad Nacional Autónoma de México.

 

Esta política pública estará enfocada a mitigar los efectos de la repatriación de mexicanos radicados en Estados Unidos. “No hay una política pública real ni para los migrantes sin regreso ni para los que, tras vivir 20 o 30 años allá tienen características de refugiados”, explica Aguilar Gil, quien ha colaborado en investigaciones con el premio nobel en Economía Amartya Sen.

 

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Migración, solo en enero de 2017 fueron deportados 12 mil 447 mexicanos. Sin embargo, esta cifra no es superior a las deportaciones registradas durante el mismo mes del año pasado, cuando fueron deportados 13 mil 93 connacionales.

 

La campaña #NuestroMensajeATrump continúa recaudando fondos a través de Donadora, una plataforma de fondeo colectivo para proyectos sin ánimos de lucro. Puedes conocer más sobre la iniciativa y contribuir aquí.

Fuente y nota completa: Paréntesis.com