De acuerdo con distintos trascendidos, este 2017, sólo el iPhone de mejores características, el iPhone 8, tendrá pantalla OLED. Sin embargo, eso podría cambiar el siguiente año. 

 

El reporte viene de Nikkei y está basado en dos fuentes que, como suele suceder, no se identifican. Ambas afirman que Apple incluiría este tipo de display en toda su familia de 2018 y que ya habría comenzado su diseño. 

 

Una de ellas precisa que los de Cupertino lanzarían tres modelos de iPhone el siguiente año. Este 2017, además del iPhone 8, se rumora que lanzarán los iPhone 7s y 7s Plus, los dos con pantalla LCD, pero con mejoras significativas con respecto a sus antecesores. 

 

“Fuentes de la industria OLED sugieren que los fabricantes de paneles no podrían ser capaces de producir suficiente para satisfacer la demanda, si Apple usa pantallas OLED en sus nuevos iPhone de 2018”, según Nikkei.

 

Se supone que este 2017, Samsung estaría produciendo 80 millones de paneles OLED para Apple. 

 

Entre las características más rumoradas del iPhone 8 –que vería la luz este septiembre–, además de su pantalla OLED de 5.8 pulgadas, están: carga inalámbrica, resistencia al agua y polvo, y cámara dual principal colocada verticalmente. También se dice que prescindiría del sensor Touch ID. 

 

Hace unos días, Ming-Chi Kuo, analista de la firma KGI Securities, aseguró que el modelo que marcaría el décimo aniversario del iPhone, no incorporaría este componente en ningún lado, ya que se valdría completamente de las capacidades de reconocimiento facial de su cámara frontal (con tecnología de profundidad 3D).

 

Nota relacionada: ¡¿Qué?! El iPhone 8 no tendría sensor Touch ID 
 

Bonus: 31 días con el iPhone 7 Plus

Fuente y nota completa: Paréntesis.com