Hoy, una tormenta magnética toca la Tierra, la cual alterará el campo magnético terrestre, anticipó el Centro Meteorológico de Rusia. El fenómeno podría provocar una afectación en celulares y equipos de navegación y telecomunicaciones, así como en brújulas.

 

¿Por qué sucede?

La tormenta se produce por la llegada de viento solar: el Sol expulsa miles de millones de partículas que alcanzan la Tierra en forma de viento. Aunque no hay nada de qué preocuparse porque el cuerpo magnético del planeta amortigua, por decirlo de alguna manera, los efectos para evitar catástrofes.

 

A quienes sí podría afectar esta tormenta es a los astronautas que estén en el espacio sin protección dentro de sus naves, pues la radiación de estas partículas es muy dañina para los tejidos.

 

 

El mayor impacto que podría llegar a tener la tormenta en la Tierra son complicaciones en la comunicación de aviones en vuelo con la torre de control; y en sistemas de localización, los cuales podrían dejar de funcionar o dar datos incorrectos.

 

Meteorólogos afirman que los efectos dependerán de la temperatura y presión atmosférica, y que el fenómeno alcanzará una magnitud de cuatro en una escala de 10.

 

Es posible que algunas personas se vuelvan sensibles ante este evento: podrían sentir dolor de cabeza, agotamiento, nerviosismo o ansiedad. La buena noticia es que, gracias a este fenómeno, sería posible apreciar auroras boreales.

 

 

La tormenta magnética comienza hoy y se prevé que finalice el próximo domingo, el 15 de octubre. 

Fuente y nota completa: Paréntesis.com