Toyota apuesta por abrir su nuevo mercado de SUV’s eléctricos para el 2020. Luego de que la armadora japonesa se percatara de la preparación del terreno para este tipo de vehículos, pues diversos países han creado reglas y medidas amigables para los automóviles eléctricos, así como un rango de manejo e infraestructura para la recarga de las baterías.

 

Este lanzamiento coincide con la fecha de los Juegos Olímpicos Tokyo 2020, donde Toyota es uno de los principales patrocinadores. En su comunicado oficial, se anuncia este cambio de producción pero sin especificar los detalles.

 

La automotriz tiene experiencia en el desarrollo de autos híbridos, como es el caso del Prius, que opera como vehículo eléctrico en limitadas circunstancias. Del 2012 al 2015, Toyota lanzó una segunda generación del modelo RAV 4 EV, desarrollado en conjunto con Tesla Motors, pero no obtuvo la popularidad esperada, se vendieron 2 mil 500 unidades.

 

En contraste, este año Toyota lanzó el Prius Prime 2017, que tiene atractivas especificaciones en cuanto al rango eléctrico y la economía del combustible.  

 

El diario digital Nikkei Asian Review asegura que los nuevos vehículos eléctricos tendrían un rendimiento de 300 km o más por carga. Toyota planea alcanzar esta productividad a través de dos estrategias, la primera con el departamento de investigación de materiales para el desarrollo de baterías (establecido en enero) y la segunda adquiriendo baterías de fuentes externas para mantener bajos costos de producción.

 

 

Se estima que la producción masiva de vehículos eléctricos ocurra en paralelo con los automóviles propulsados por celdas de combustible de hidrógeno. De acuerdo con Forbes, Toyota y Honda se habrían comprometido a tener al menos seis mil unidades circulando por las calles para el 2020, que contarían con sus respectivas estaciones de recarga de hidrógeno.

 

Cada vez más actores se suman al inminente desarrollo de vehículos eléctricos.

Fuente y nota completa: Paréntesis.com