Toyota inventó un dispositivo Bluetooth para convertir un smartphone en una llave para automóviles. La automotriz lo llama Smart Key Box y lo usará para incursionar en el mercado de la renta de vehículos.

 

Este dispositivo puede ser instalado en el tablero del auto sin necesidad de hacer modificaciones. El consumidor recibe un código en su teléfono y cuando está cerca del vehículo, el código se valida vía Bluetooth; Toyota nombra a esta conexión “handshake” o apretón de mano.

 

El tiempo y el periodo que la llave podrá utilizar el código es validado por Toyota a través de las características de la reservación del automóvil.

 

Este dispositivo estará a prueba el próximo año en San Francisco, de la mano de la empresa Getaround, compañía que presta el servicio de renta de autos y que el año pasado recibió una inversión de unos 10 millones de dólares de un fondo controlado por Toyota –de acuerdo con un reporte de Reuters. Esta colaboración señala los deseos de la automotriz japonesa de incursionar en el car-sharing (servicio de renta de autos).

 

Los autos que podrán participar en el programa piloto Smart Key Box son el nuevo Prius y cualquier modelo de Lexus.

 

A Toyota le espera un camino difícil para alcanzar a la competencia. Empresas como Mercedes Benz, General Motors, Ford, BMW y próximamente Tesla, ya han incursionado en el mercado de la renta de vehículos con empresas como Car2Go, Maven, GoDrive y Reach Now.

 

La automotriz también espera crear un nuevo producto financiero para que la gente que rente autos pueda pagar el arrendamiento de sus coches.

Fuente y nota completa: Paréntesis.com