Probablemente lo has sospechado alguna vez: tu celular es una fuente infinita de distractores. Y esta vez la ciencia tiene pruebas de que tu teléfono inteligente te está volviendo un humano estúpido. O al menos con dificultad para concentrarse.

 

Un estudio de la Universidad de Chicago concluyó que alejarse del smartphone puede resultar benéfico para aumentar nuestras capacidades cognitivas. Es decir, si requieres realizar una tarea que requiere concentración y análisis, lo mejor será dejar el celular fuera de la vista y en silencio total. Y si es posible, alejado de ti.

 

Para lograr estas conclusiones, el estudio sometió a pruebas de memoria a corto plazo e inteligencia fluida (habilidades de razonamiento) a un grupo dividido en tres bloques: uno con sus teléfonos sobre el escritorio, otro con teléfonos guardados en mochilas o bolsos y otro con sus teléfonos guardados en otra habitación. El tercer grupo se desempeñó mejor en ambas pruebas.

 

“Aunque estos dispositivos tienen un potencial inmenso para aumentar nuestro bienestar, su presencia continua puede generar un costo cognitivo”, señalan los autores del estudio Brain Drain: The Mere Presence of One’s Own Smartphone Reduces Available Cognitive Capacity.

 

Pero, ¿por qué nuestros teléfonos ‘chupan nuestro cerebro’? “En el estudio probamos la hipótesis de que la sola presencia de nuestros teléfonos ‘drenan el cerebro’, limitando nuestra capacidad cognitiva”, señalaron los investigadores. En sus conclusiones explican que este ‘drenado’ ocurre porque el cerebro orienta una parte de su atención en estar al pendiente del teléfono. Una notificación, por ejemplo, hace que el cerebro centre su atención en saber de qué se trata (un mensaje de algún familiar o un correo electrónico laboral), alejándola del objetivo inicial.

 

En otras palabras, imagina a tu cerebro como una computadora con capacidad limitada de procesamiento. Mientras más tareas realiza, su rendimiento se ralentizará; en cambio, si se concentra en solo una, los resultados serán favorables.

 

Nota relacionada: ¿Por qué compraste un celular nuevo que no necesitas?

Fuente y nota completa: Paréntesis.com