Uber sigue perfeccionando su flotilla de vehículos autónomos para que en un futuro no muy lejano estén en las principales ciudades del mundo. La empresa ha desarrollado una ciudad en Pittsburgh, Pensilvania.

 

Uber ALMONO es una ciudad falsa que permite a los Volvo XC90 estar atentos al camino. Esta pequeña ciudad combina calles, intersecciones complicadas, autos a escala, robots y otros elementos que permitirán mejorar el software de los autos.

 

La ciudad tiene una superficie de 3,500 metros cuadrados a lo largo de la orilla norte del río Monongahela. En los próximos meses se estará aumentandohasta los 7,500 metros cuadrados. La ventaja de ALMONO es su diseño configurable por bloques y secciones, así es posible simular escenarios muy complejos que permitan mejorar el equipo de cada Volvo.

 

 

Actualmente los usuarios de Pittsburgh pueden pedir un Uber autónomo, claro de la mano de Volvo, por ahora el proyecto es supervisado por una persona, así que el viaje no será solo; tendrá a un chofer que toma el control del auto para evitar accidentes.

 

Así se trabaja en la ciudad fantasma de Uber

 

Fuente y nota completa: Paréntesis.com