La autoridad de Competencia de la Unión Europea (UE) sancionó a Google con una multa récord, de 2.42 mil millones de euros –2.7 mil millones de dólares–, al considerar que su sistema de comparativas de productos –Google Shopping– tuvo un lugar prominente en las búsquedas de forma sistemática, en detrimento de sus competidores. 

 

"Google ha abusado de su dominio de mercado como buscador promocionando su propio servicio de comparación de precios en los resultados de búsqueda y degradando a sus competidores", explicó la comisaria de Competencia, Margrethe Vestager.

 

De acuerdo con Vestager, lo que Google ha hecho es ilegal bajo las normas europeas: "Niega a otras compañías la oportunidad de competir en igualdad de condiciones e innovar. Y lo más importante: niega a los consumidores europeos una verdadera elección de servicios y los beneficios completos de la innovación".

 

Las autoridades de Competencia, que investigan a la compañía desde hace siete años, indicaron que ésta tiene 90 días para dejar de favorecer su servicio o enfrentará una multa cada día equivalente al 5% de la facturación media diaria de Alphabet, la matriz de Google.

 

Por su parte, Google indicó que, de acuerdo con su información, los usuarios prefieren enlaces que los lleven directamente a los productos que quieren y no a otros sitios donde tienen que repetir la búsqueda.

 

“Con todo respeto, estamos en desacuerdo con las conclusiones anunciadas. Vamos a revisar a detalle la decisión mientras consideramos una apelación, y vamos a preparar nuestro caso”, dijo Kent Wlaker, vicepresidente de la compañía californiana en un comunicado.

 

Ésta es la primera línea de acción de las tres investigaciones que el organismo europeo tiene sobre Alphabet.

 

Las autoridades de la UE también la acusaron de utilizar su sistema operativo Android para aplastar a sus rivales. Asimismo, enfrenta cargos por bloquear la publicidad de sus competidores en las búsquedas en línea.

 

La actual multa es el castigo más elevado para una sola compañía por infringir las normas de competencia, desde la sanción de Intel por mil 60 millones de euros en 2009.  

Fuente y nota completa: Paréntesis.com