Tras mes y medio, ZTE decidió cancelar la campaña de Kickstarter del Hawkeye, tras la retroalimentación del público. Y es que cuando el fabricante chino anunció que pretendía hacer un teléfono capaz de detectar los ojos, muchos se interesaron. 

 

Al momento de conocer las especificaciones técnicas del celular, que incluían un procesador Snapdragon 625 y 3GB de RAM, sin embargo, pocos se impresionaron.

 

De acuerdo con Jeff Yee, directivo de ZTE, en entrevista para Engadget, se tomó la decisión de tener especificaciones de gama media para hacer un teléfono accesible, para una audiencia más amplia. Y efectivamente, por 199 dólares (alrededor de 4 mil pesos), el celular se plantaba como uno de los más atractivos de su categoría. 

 

La cancelación de la campaña obedece a una decisión del fabricante chino por corregir el rumbo. El nuevo equipo que se genere, contará con mejores especificaciones, “al menos debe tener (un procesador) Snapdragon 820, incluso un 835, como base”, dijo Yee.

 

Este tropiezo le costó cuatro meses de trabajo a la marca, toda vez deberá regresar a la fase de diseño: “No era lo que esperábamos a estas alturas, pero somos capaces de tragarnos nuestro orgullo y reconocer que las especificaciones que enlistamos no era exactamente lo que quería la comunidad”, agregó.

 

Por lo pronto, todas las personas que donaron a la campaña, recibirán un reembolso. En tanto que ZTE espera lanzar algún producto este año.

 

Nota relacionada: ZTE Blade V8 Pro, un gama media que atrae 

Fuente y nota completa: Paréntesis.com