El fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, dijo que estaría feliz de testificar ante el Congreso de los Estados Unidos por el reciente escándalo originado por la filtración de datos personales de millones de usuarios de la popular red social, claro, “si eso es lo correcto”.

 

Nota relacionada: Nuevo escándalo 'azota' a Facebook

 

En entrevista para CNN, Zuckerberg se disculpó por el suceso, el cual calificó como un “abuso de confianza”, y reiteró la responsabilidad de su compañía para proteger la información de sus usuarios.

 

Asimismo, expresó su arrepentimiento por no haber ejercido alguna acción legal en contra de Cambridge Analytica, la firma que utilizó la información obtenida en Facebook mientras trabajaba en la campaña presidencial de Donald Trump.

 

 

Apenas ayer, Zuckerberg se pronunció por primera vez sobre el tema y anunció algunas medidas que tomará para evitar que se vuelva a repetir, incluyendo accesos más restringidos a los datos personales para los desarrolladores y auditorías.

 

El directivo reconoció que “es difícil saber qué vamos a encontrar, pero revisaremos miles de aplicaciones. Será un proceso intenso”.

 

Finalmente, hizo un poco de retrospectiva y confesó que cuando fundó Facebook en 2004, nunca imaginó que una de sus responsabilidades actuales sería “ayudar a proteger la integridad de las elecciones contra interferencias de otros gobiernos”.

 

Nota relacionada: Cofundador de WhatsApp pide borrar Facebook

Fuente y nota completa: Paréntesis.com